·Cómo hacer la maleta perfecta·

consultorio MAVERGE

Está claro que arrastrar un maletón por aeropuertos o estaciones es un palo. Y si facturas siempre corres el riesgo de que te la extravíen y llegues a tu destino con lo puesto. Por eso te vamos a dar 5 claves para que hacer el equipaje sea un adelanto de tus vacaciones y no una pesadilla:

 

Foto: Elena Claverol

1] Haz una lista de lo que creas que necesitas y, al terminar, repásala y descarta los “por si acaso”, así no te dejarás nada en el último momento. Luego pon toda la ropa sobre la cama y asegúrate de que todas las prendas cumplen el punto número 2.

2] ¿Llevas un equipaje versátil? Si no es así, cámbialo. Por ejemplo, camisetas puedes llevar hasta seis: para pasear por ciudad, para la playa, como pijama, etc… Si tu viaje es estrictamente urbano puedes combinar camisetas con polos. En cuanto a camisas, te basta con dos por si necesitas arreglarte para salir de noche. Si prefieres las camisas a las camisetas, entonces combina: cuatro camisas, dos polos y dos camisetas. Añade dos sudaderas o jerséis de manga larga por si refresca. Pantalones: dos largos y dos cortos, que tengas de recambio para cualquier contratiempo. Los largos podrían ser unos vaqueros y un chino, así cubres todas las opciones. Igualmente, si necesitas una americana, que sea azul marino, color perfecto para día o noche. Por último, si tu destino es de playa, llévate más de un bañador; si es de montaña, coge un canguro de los que se convierten en una bolsita.

3] Lleva la mínima expresión de neceser, solo lo imprescindible y en botes pequeños: crema solar, enseres de afeitado e higiene personal.

 

Foto: Elena Claverol

4] Ahora toca meterlo todo en la maleta. Tranquilo, ya verás qué sencillo: abajo los zapatos (con los calcetines dentro), la ropa interior y el canguro. Ahora coloca las camisetas y polos enrollado en forma de cilindros. A continuación, los pantalones, bien estirados para evitar arrugas. Luego las camisas, sudaderas, jerséis o americanas con los botones abrochados y las cremalleras subidas. Solapa las prendas al colocarlas en la maleta de forma que los cuellos o capuchas no estén en la misma dirección. Si llevas cinturón, estíralo a lo largo de los límites de la maleta.

5] Por último, el día del viaje, ponte la ropa que pese o abulte más, pero asegúrate de que es cómoda. Por ejemplo, unas zapatillas y una cazadora o sudadera. Y listo, ahora ya puedes llevar tu equipaje contigo en el avión y disfrutar del verano de tu vida. ¡Mándanos una postal!

·Eastpak· ·Lipault· ·Nixon·

 

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *