·Dirk Gently (Todo está conectado)·

Imagina una serie de televisión en la que aparece un detective extraño y entrañable que recuerda al Doctor Who, un botones cobarde que tocaba la guitarra en un grupo llamado Mexican Funeral, una asesina afortunada que no puede morir, vampiros que chupan emociones, una chica que no se atreve a salir de casa por culpa de unas dolorosas alucinaciones, viajes en el tiempo, una secta de brutos, otra chica que ladra, estrellas de rock, una guardaespaldas secuestrada, una masacre cometida por un tiburón blanco en el último piso de un hotel, varios misterios, mensajes ocultos… y un gatito. Ah, y todo ello con mucho ritmo y un atmósfera de tebeo underground. Una locura, ¿verdad? Pues resulta que funciona. Y de maravilla. Porque, como muy bien sabe el detective privado Dirk Gently, “todo está conectado”.

Los responsables de la ficción televisiva más adictiva y extravagante de los últimos tiempos son dos. Primero, el difunto escritor inglés Douglas Adams, más conocido por sus libros de El autopista galáctico. A Adams la idea de este detective se le ocurrió cuando trabajaba escribiendo guiones para Doctor Who, y se nota. Hay algo de esa contagiosa chifladura en este trasunto de Sherlock Holmes, más interesado en dejarse llevar por el misterio que en resolverlo. Segundo, Max Landis, uno de los guionistas de moda en Hollywood, un tipo capaz de estupendas películas como Chronicle pero también de bostas como Victor Frankestein. Afortunadamente, en esta adaptación Landis exhibe un enorme talento para enlazar tramas y vestir a todo el conjunto con un irresistible envoltorio pop.

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *