·Echar el guante·

Guantes ha habido siempre, los empleamos para protegernos del frío y de posibles heridas desde tiempos inmemoriales. Pero, ¿los tenemos en cuenta como complementos de estilo? Piensa en ello: ya estás acostumbrado a llevarlos cuando vas en moto o en bici y, dependiendo de dónde vivas, seguro que los usas en invierno. Por tanto, ¿por qué no convertirlos en un sello de estilo, en un toque de alegría a tu ropa?

Vale, eres deportista y vas siempre con plumífero, pero eso no significa que no puedas tener un punto fashion: ponte unos guantes de punto con una gorra a juego y verás qué diferencia. Estos de Lacoste Live son excelentes por su finura y su estampado de camuflaje en azul.

Si te gusta todo lo que respira un aire vintage, tenemos los guantes perfectos para ti. Son troquelados y parecen guantes de conducir de los años 50. A nosotros, estos de color beis de Hackett nos encantan para combinar con un abrigo largo en camel o gris como los que tanto se llevan esta temporada.

En caso de que a ti te vaya lo práctico, seguro que te gustaría unos guantes que sirvieran tanto para ir en moto como para pasear en un día de frío y que no desentonen con tu ropa de abrigo. Escoge unos negros, si son de piel y forrados por dentro, mucho mejor. Estos de Blauer son perfectos para ti.

A los muy frioleros no hay que convencerlos de las bondades de un par de guantes, especialmente si por trabajo deben pasar muchas horas a la intemperie. Si es tu caso, hazte con estos guantes de pelo largo de Ángel Benito y olvídate del frío.

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *