·Lecturas de verano·

En  ·MAVERGÉ· nos gusta apoyar el talento y promover la lectura. Y en este artículo vamos a hacer las dos cosas. Aprovechando que durante el verano tenemos más tiempo para perdernos (o encontrarnos) en las páginas de un buen libro, hemos charlado con Ricard Ruiz Garzón, ganador del último Premio Edebé de literatura infantil con “La inmortal”, y le hemos pedido que nos recomiende algunas lecturas para este verano.

·Ajedrez, dibujo, ciencia, refugiados políticos… No parecen ingredientes habituales para una novela infantil, ¿cómo surgió la historia?

Surgió precisamente de la reflexión sobre por qué no hablamos con nuestros hijos, sobrinos o alumnos de los temas importantes. Ellos saben tanto o más que nosotros sobre inmigración y refugiados, conviven con esa realidad en las escuelas, así que no entiendo por qué lo consideramos sólo “un tema para adultos”.

En cuanto al ajedrez, el dibujo o la ciencia, es en la infancia cuando surgen esas vocaciones, y me apetecía conectar con los jóvenes lectores por la vía del juego y de las preguntas sobre la importancia de ganar o perder. Una de las claves del libro es valorar si a veces no se gana más perdiendo, o si no se puede perder mucho ganando.

Por lo demás, “La Inmortal” nació hace dos o tres años en Ginebra, cuando en un viaje vi a unos niños jugando con el ajedrez gigante que aparece en la novela. Las piezas eran casi tan grandes como los niños, y las arrastraban muy serios mientras seguían la partida. Entonces pensé en cuánto estarían dispuestos a jugarse si la partida implicaba a seres queridos.

 

·Literatura infantil, ¿contamos una historia o damos una lección? ¿Cuál es tu teoría a la hora de escribir para niños?

Como escritor, considero que la literatura con mensaje, incluyendo la infantil, es en general literatura empobrecida. Otra cosa es que los libros planteen preguntas y acompañen al lector en la búsqueda de SU respuesta, la suya propia. Creo que eso es lo que hace “La Inmortal”, juega con el lector hasta conseguir que dude y que se plantee cosas, pero no le enseña un solo camino. De hecho, podría decirse que a pesar de haber un final claro la partida no se resuelve, así que cada lector deberá jugarla a su manera. Hay temas de los que hay que hablar, y a ese carro me subo encantado, pero no doy respuestas masticadas. Creo en la formación de librepensadores.

 

·Si pudieras elegir a quien quisieras como oponente para una partida de ajedrez, ¿quién sería? ¿Y con qué escritor, vivo o muerto, te gustaría jugar?

Me encantaría jugar con Judit Pólgar, la ajedrecista más famosa de la historia y a la que hago un guiño en la novela: la protagonista se llama Judit por ella. Aunque me daría una paliza humillante porque es una gran campeona y yo no paso de mero aficionado. Y por conocerlo, pese a su locura, también me encantaría tener frente al tablero a Bobby Fischer. En escritores, en cambio, lo tengo más claro dentro de esta tripleta: Borges, Carroll o Zweig.

 

·Das clases de escritura, además de el típico de “lee mucho”, ¿qué consejos le darías a alguien que quiere comenzar a escribir?

¿Hemos dicho ya lee mucho? Pues entonces, el siguiente es mejora tu forma de leer (analizar, interpretar, valorar; en definitiva, afilar el juicio) y escribe mucho: como en cualquier arte, las 10.000 horas del virtuoso son imprescindibles aquí, si lo que uno quiere es escribir y no “ser escritor”, el mejor camino es escribir, escribir, leer y seguir escribiendo.

 

·¿Y cuál es el error de principiante más común?

Supongo que hay dos: creer que lo importante es tener una idea genial o una inspiración divina (soy de los que cree más en la transpiración que en la inspiración, si está llega que te coja trabajando) y confundir la escritura con la vida literaria, en la que hay mucho postureo.

 

·¿Nos recomiendas esas novelas imprescindibles que todo niño debería leer?

Qué responsabilidad… Puedo recomendar las que a mí me hicieron lector: “La historia interminable” de Ende, “Matilda” de Roald Dahl, la “Alicia” de Carroll, “El mago de Oz” de Baum, “La isla del tesoro” de Stevenson, “El hobbit” de Tolkien, “20.000 leguas de viaje submarino” de Verne, el “Mecanoscrito del segundo origen” de Pedrolo, la obra de César Mallorquí, los cómics de Ibáñez y Escobar

·Y ya puestos, ¿nos puedes recomendar algunas novedades adultas para este verano?

Pues algunos libros que me han encantado recientemente son “El libro de Gloria Fuertes” de Jorge de Cascante, “El gen” de Siddhartha Mukherjee, “Los peligros de fumar en la cama” de Mariana Enríquez y “Los cinco y yo” de Antonio Orejudo.

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on TumblrShare on Google+Email this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *