·Territorio vaquero·

Entrevistamos a Fernando García de la Calera, el primer sastre denim del país, un tipo que monta en skate y que desborda creatividad y ambición: le encantaría cambiarles el estilo (de vestir) a Mariano Rajoy y a Pablo Iglesias.

 

¿Ropa denim a medida? ¿Cómo se te ocurrió la idea?

The Concrete Co. Madrid nace en 2007 como una prolongación de mis gustos y aficiones, al principio con productos RTW basados en el streetwear y en la cultura del skateboard. En 2011, tras mi formación como sastre (aunque siempre he sido artesano sin formación) decidí volcarme en hacer un producto de alta calidad sin perder mi identidad.

 

Diseñabas ropa de skate. ¿La forma de vestir de la gente en la calle es una referencia para ti? ¿De dónde sacas la inspiración? ¿Qué o quienes son tus referentes?

El skate es un deporte pero también es una cultura muy arraigada en mí, en la que cuenta más el estilo que la habilidad. Además de patinar y seguir mirando revistas y vídeos de skate, mantengo muy presente esa creatividad DIY y tengo siempre en mente la durabilidad, comodidad y funcionalidad de las prendas.

Y aunque sea un mundo muy diferente, también me influencian algunos grandes sastres clásicos, cuyo mundo está plagado de reglas y donde la ruptura de las mismas se produce de manera lenta, sutil y muy ingeniosa, casi de una manera arquitectónica, donde el detalle controlado es la clave.

 

 

A la hora de diseñar y de trabajarlo, ¿cuáles son las diferencias entre el denim y el resto de tejidos?

En la sastrería tradicional, el tejido imperante es la lana, que tiene más caída y se arruga menos, pero al mismo tiempo es más delicado y fino. Yo me baso en tejidos más recios, normalmente asociados al workwear, que suelen ser de algodón. Esto aporta un toque casual a la hora de vestir; puedes ir igual de elegante, pero con una elegancia que permite más opciones, algo de acción en tu vida además de postureo.

 

Trabajas bajo cita previa y en contacto con el cliente. ¿Hasta que punto aconsejas u orientas al cliente? ¿Te han hecho algún encargo muy loco? Si es así, ¿nos lo cuentas?

Trabajar a medida es lo más. Precisamente se trata de eso, de crear para cubrir las necesidades de una persona concreta. Yo aporto conocimiento, la materia y la mano de obra y poco a poco voy creando en base a la respuesta del cliente. Por ello, escuchar, comunicar y orientar es igual de necesario e importante que la técnica y las calidad de los materiales.

Bueno, intento ser bastante clásico dentro de mi ligera excentricidad, así que tampoco he hecho creaciones que llamen la atención por locas. He vestido a algunos músicos como Dani Martín con chaquetas a medida de estilo clásico inglés pero con contrastes en leopardo y cosas así. Y estoy terminando un traje muy skinny-rocker para que lo luzca Leiva en su nominación a los Grammy, que ya podréis ver cuando este artículo se publique.

 

 

¿A quién te gustaría vestir de pies a cabeza y cómo lo harías?

Me encantaría vestir y aconsejar a Mariano y a Pablito. Mariano va hecho un pincel pero es aburrido como él solo y le animaría a tener algo más de personalidad a la hora de vestir. Y el señor Iglesias, abanderado del estilo casual mochilero en el parlamento, olé por romper las reglas pero, amigo, un poco de estilo no te vendría nada mal, soltarte ese pelazo de vez en cuando y llevar las camisas de tu talla no te iban a hacer menos humilde.

 

Luchas por reinventar la sastrería. ¿Es un mundo acartonado o está abierto a nuevas ideas?

En la actualidad la definición de sastre es un pelín ambigua. Algunos lo asocian a un tejido concreto, otros a un tipo de prendas. Pero para mí, la sastrería es una técnica artesanal de construir prendas. En ese contexto, lo importante es saber diferenciar el grado de artesanía de una prenda, tanto en materiales como en elaboración, y eso solo se puede saber estando informado o siendo testigo del proceso.

Igualmente creo que, en cualquiera de los grados o percepciones de sastrería actual, somos todos personas bastante abiertas, no hay malos rollos, cada uno tiene su especialidad, y la incursión justificada o no en cualquier otro de los estilos que no sean el tuyo natural, Made to Order, Ready to Wear, Bespoke… está más que bien visto.

 

 

¿Cuáles son los límites del denim? ¿Se puede diseñar cualquier prenda en tela vaquera?

Demostrado está que hay pocos límites. En la actualidad, ilustres casas tradicionales de tejidos tejen de manera artesanal mezclas de algodón con cashmere para crear tejidos denim de lujo, e innovadoras empresas tecnológicas (como la española como Jeanología) utilizan técnicas sostenibles de lavado y desgaste como el láser y el ozono. Por ahora, estamos muy lejos de poner limites.

 

Cuéntanos cuáles son tus planes, hasta dónde te gustaría llegar con tu trabajo.

Llevo algunos meses viviendo en Mallorca, he trasladado mi taller aquí, aunque mantengo el estudio de Malasaña para citas (suelo estar todos los martes en Madrid). Este traslado me ha servido para cambiar el chip y tener más tiempo para mí, sobre todo para que me de el sol en la cara, ver el cielo con mucha más amplitud y buscar hueco para patinar casi todos los días, lo que me ha vuelto a conectar con mis inicios y creo que algo viejo-nuevo va a salir de esto… Seguir haciendo mi propio camino y vivir como quiero es lo que más me motiva, no tengo una meta concreta en el trabajo, simplemente quiero sentir que cada día soy mejor profesional.

 

 

¿Qué innovaciones en materia de diseño o de tejidos podemos esperar en un futuro próximo?

Bueno, ya sabéis que en todos los ámbitos creativos los cambios se producen a diario, que si mezclo esto con aquello, que si le añado esto a eso… Uno no es consciente de los cambios hasta que mira hacia el pasado. Muchas veces este proceso de creación continuo no conduce a nada y conviene dar pasos a atrás para corregir el rumbo, tener perspectiva y, sobre todo, ser responsable con tu trabajo.

 

Para acabar, nos hemos enterado de que recientemente has sido nombrado New Diplomat por Ron Diplomático. Explícanos qué significa eso.

Los Diplomats son hombres y mujeres que han sido capaces de perseguir sus sueños y convertir su pasión en su profesión, referentes de éxito en diversas disciplinas. Tengo la suerte de trabajar en lo que me apasiona. El creador de Ron Diplomático, Don Juancho, fue el primer New Diplomat en transmitir estos valores.

 

 

Si te ha gustado, ¡compártelo!
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Share on Tumblr
Tumblr
Share on Google+
Google+
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *